Imprimir

DESCENTRALIZACIÓN E INSTITUCIONALIDAD FORESTAL

Durante los últimos años, el gobierno se ha abocado a promover un proceso de descentralización mediante el que se espera transferir diversas funciones a los gobiernos regionales.

El sector forestal no ha sido ajeno a esta transferencia, a pesar de que hasta la fecha aún no se ha efectivizado por completo. Algunos departamentos, como es el caso de San Martín y Loreto han recibido en noviembre de 2009 las competencias forestales que les corresponden ejecutar de conformidad con los literales e y q del artículo 51 de la ley orgánica de gobiernos regionales, encontrándose a la fecha pendiente la remisión del presupuesto por parte del sector agricultura para cabal implementación de dichas competencias, así como un proceso integral de acompañamiento y fortalecimiento de capacidades para el ejercicio de dichas competencias.

En efecto, será necesario entonces que la política nacional forestal, así como la nueva normativa forestal, incluyan a los gobiernos regionales autoridades regionales forestales y de fauna silvestre) como parte de la institucionalidad forestal, toda vez que estos juegan un rol preponderante en temas tales como el otorgamiento de derechos sobre el bosque y el control de las actividades de aprovechamiento forestal, entre otros.

Otro reto será dotar y/o fortalecer a los gobiernos regionales de las capacidades necesarias para afrontar el reto de gestionar sus recursos forestales y de fauna silvestre. Asimismo, será necesario establecer específicamente cómo estos gobiernos se articularán con otras instituciones que forman parte de la nueva institucionalidad forestal, como la autoridad nacional forestal y de fauna silvestre, el MINAM, el OSINFOR, entre otras.