***
Lunes, Septiembre 24, 2018
   
Tamaño de Texto
ImprimirE-mail

MARCO GENERAL

Mediante ley 25965 del 19 de diciembre de 1992 se creó la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (SUNASS) como organismo regulador de los servicios de saneamiento, asignándole la misión de regular y fiscalizar la prestación de los servicios de saneamiento en al ámbito nacional.

De acuerdo a la ley 26338, ley general de servicios de saneamiento, se establece que constituyen los servicios de saneamiento la prestación regular de:

a. Servicios de agua potable, que incluyen el sistema de producción (captación, almacenamiento, conducción de agua cruda y tratamiento).
b. Alcantarillado sanitario y pluvial, que incluye el sistema de recolección y de tratamiento y disposición de las aguas servidas.
c. Disposición sanitaria de excretas: sistema de letrinas y fosas sépticas.

Los servicios de agua potable y alcantarillado sanitario son suministrados por empresas prestadoras de servicios (EPS), las mismas que son fiscalizadas y supervisadas por la SUNASS.

En este marco, el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, como la autoridad sectorial competente encargada de la autorización y el control de las descargas de agua residual a los sistemas de drenaje urbano o alcantarillado, ha considerado que con la finalidad de regular las descargas de aguas residuales no domésticas en el sistema de alcantarillado sanitario, y de evitar el deterioro y asegurar el adecuado funcionamiento de los sistemas de alcantarillado sanitario y tratamiento de aguas residuales, garantizando la sostenibilidad del tratamiento de las aguas residuales, se requiere aprobar valores máximos admisibles (VMA) en lugar de límites máximos permisibles (LMP), pues estos últimos son parámetros de orden ambiental que se aplican a las descargas de efluentes en cuerpos receptores.

Visítanos también en:


logominam

spda
 biopirateria
 actualidadambiental
 iniciativa
 legislacion
 legislacionforestal

dizi izle büro mobilyaları by1by.com
canakkale